Seguidores

3 de noviembre de 2010

Necesito mis recetas.


Creo que últimamente el médico no me presta atención, antes en las consultas él me explicaba pacientemente cómo debía de curar mis dolores de espalda, me recetaba unas pastillas buenísimas para la tensión, me hablaba de especialistas muy buenos para curar mis depresiones, me comentaba lo que debía hacer para colocar bien mi parche del corazón...con el tiempo creo que forjamos hasta una buena amistad, pero últimamente, ni me atiende bien, ni me receta nada nuevo. Según dice, a mis 74 años estoy como una rosa y no necesito nada, que para qué....tengo que cambiar de médico.

13 comentarios:

  1. ¿Viste House ayer? ja ja,
    Mi abuela no va al médico, dice que ella se encuentra bien y que si se le ocurre ir, le va a decir que está fatal, y mientras no lo sepa está tranquila... ¡tiene 91 años y como una rosa!
    Un abrazo divertido

    ResponderEliminar
  2. Vaya, se parece a mi madre de 63 años pero lleva diciendo eso desde que tengo uso de razón.
    Besos wapa.

    ResponderEliminar
  3. Cambio de médico y cambio de vida, o mejor dicho: no vida.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  4. A veces la mejor medicina es uno mismo, somos nuestro mejor "placebo".
    Besotes.

    ResponderEliminar
  5. A veces los médicos se anestesian y manejelo con cuidado por que muchas veces el arbol no les deja ver el bosque, hágase un chequeo en otro lado para estar segura que su médico la aprecia tanto y por eso está tan seguro que no necesita nada.
    Mis cariños

    ResponderEliminar
  6. Al menos intercambió la receta por el piropo. hay médicos que deberían piropear más.

    ResponderEliminar
  7. ¿Y no será que el médico envejeció con ella?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. SU yo tengo mis propios planes para cuando sea una vieja decrépita, te cuento; viajes en autocar con abueletes varios tipo "abuelito de Heidi"...gruñir por todo, discutir con Lía, tener una colección de medicamentos de todos los colores...y como no, ir a tocarle las narices al médico...jeje,je...
    Me chifla visitarte.
    Un besazo SU.

    ResponderEliminar
  9. Mi madre no fue al médico hasta los 89 años ni se hizo un análisis de sangre tampoco, y caminaba 40 cuadras por día.

    Se me complicó explicarle eso a los "médicos" y manejar la situación cuando se le despertó el Alzheimer.

    Pero así es la vida.

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. ¿A que hora hemos quedado para ir al geriátrico?

    ResponderEliminar
  11. Hola su,a veces lo que necesitan es un amigo y que le presten atención ,no es porque sus familiares no se las den...creo que hay que necesitan que les escuche fuera y aparte del ambito famiiar , un besote buen fin de semana!

    ResponderEliminar